POEMAS ESCRITOS POR NIÑOS

QUIERO SER PINTOR

Alberto Miravete Arrufat, 10 años,
Valjunquera, Teruel, España. Blanco es mi lienzo,
blanco es mi corazón.
Todos los días rezo,
por pintar con un color.

¿Por qué no puedo pintar?
Pues ahora te lo diré.
Pues yo no puedo pensar
lo que dibujaré.

Un campo con flores,
unas flores con un campo.
Las flores de colores
y el campo bien amplio.

¿Qué puedo pintar?
¿Qué pintaré?
Si no lo puedo pensar,
nada dibujaré.

Voy a buscar por algún libro, 
a ver lo que puedo pintar.
Tengo tanta prisa que vibro,
a la biblioteca no podré llegar.

La biblioteca está cerrada
¿Quién la abrirá?
Si voy a buscar a la bibliotecaria
mucho se enfadará.

Vuelvo a mi casa,
no sé lo que pintar.
El lienzo sin nada,
y los colores sin estrenar.

¡Ya tengo una idea!
Un árbol voy a dibujar.
Pero no es un árbol cualquiera,
¡es el árbol de Navidad!

¡QUE NO EXISTA LA GUERRA!

Eitan Goldfeder Zubillaga, 9 años.

La guerra no nace,
la guerra se hace,
el hombre se mata
con armas y bombas.

Las bombas explotan
en un par de segundos,
destruyen muchas cosas,
que son bellas y hermosas.

La guerra es maldad,
la paz es bondad,
la guerra es injusta, como Barrabás,
la paz es veraz, como San Nicolás.

La gente se muere,
¡sin saber por qué!
Los niños se asustan,
¡no saben que hacer!

Algunos se esconden para no morir,
otros se duermen para no sufrir,
algunos rezamos para pedir:
que la guerra en el mundo deje de existir.

LA PAZ

Lorena Ortega Nieto, 11 años,
Colegio Luís Amigó de Pamplona, España.
La paz no se compra,
la paz no se vende,
la paz se incorpora,
al paso de la gente.

La guerra se provoca,
con bombas y misiles,
y muchas de estas cosas,
han destrozado países.

No hago más que pensar,
en esa gente desdichada,
ya que están en guerra,
sin haber hecho nada.

Hace poco un atentado,
hubo en New York,
a las torres gemelas,
las tiraron sin razón.

Los niños os pedimos,
con toda nuestra humildad,
que aunque sea por un día,
vivamos sin maldad.

Yo quiero crear un mundo,
fantástico y divertido,
donde no exista la guerra,
donde haga su labor Cupido.

¿Cuándo acabará la guerra?
esto es un pesadilla.
Cuándo la guerra termine,
volveré a dormir tranquila.

Por último os pido,
una cosa especial,
que vivamos sin guerra
¡será sensacional!


EL MAR

María Paz Andía Herrera, 9 años,
Tocopilla, Chile.

El mar está callado,
el mar está tranquilo,
el mar duerme como nosotros,
sueña y ríe con los niños.

El mar tiene a sus hijos,
sus peces y ballenas,
y también como nosotros,
mira por la noche
la luna llena.

El mar tiene su talento propio,
junto al viento forma
una canción,
y ese canto de armonía
llena de alegría
mi corazón.

MI PEQUEÑO HUGO

Berenice Girón Sánchez, 10 años

A mi primito Hugo de 3 años

Eres como el viento,
tan travieso e inquieto,
eres tan pequeño 
que cuando el sol toca tu cara
se ve rosada como la alborada.

Y tu primo te mira gustoso,
al saber que tiene un primo tan dulce y amoroso,
Tu carita es blanca como la luna,
y tu piel es suave como la espuma.

Mi pequeño Hugo, gracias por existir,
por que cada día nos haces vivir,
cuando te veo eres brillante,
y para mi eres fascinante.

A MI PAPÁ

(Enviada por Diana Espinar Núñez de 5 años)

Un duendecillo travieso
anoche me despertó
con dulzura y con cariño
esta noticia me dio:

"¿Sabes ya pequeño niño
lo que pronto va a pasar?
Que faltan muy pocos días
para el santo de Papá.
Habrás de pensar en algo
que le puedas regalar,
si tienes poco dinero
yo te podré ayudar,
y con mucho amor
en el "cole" podrás preparar
algo que recuerde
que le quieres de verdad"

¡Te quiero mucho Papá!


CORRE, CORRE PAJARILLO

Sol Eugenia Montáñez Herrera, 9 años,
Timaquillo, Cojedes.

Corre, corre pajarillo
que por ahí viene tu papá
buscándote a ti
y también a tu mamá.

FLORES CONTRA LAS ARMAS

Leticia Rodríguez Maeso, 12 años, Madrid, España. Cincuenta flores,
ochenta kilos de naranjas
y cien feas y grandes armas.

¿Quién ganará?
Ellos creen que ganará
el de mayor cantidad.

AMIGAS PARA SIEMPRE

Jessica González Sáenz

De balcón a balcón
hay una cinta celeste
donde pone en grande:
«AMIGAS PARA SIEMPRE».



LAS NOTAS

Nuria Llorente Alguacil, 10 años,
Sigüenza, Guadalajara, España.

Funcionan las notas,
las notas de las sinfonías,
a la luz del sol.
¡Uy! Las oigo todos los días.
Tienen las notas ese son,
algo que llega a mi corazón.

LOS CAMINOS

Sofía Schoo Lastra, 9 años, Argentina.

Hay distintos caminos:
el que agarrás para ir al cole,
el de tu patio, los de las historias
y muchos más 
pero el que más me gusta es:
¡el que me lleva a tu corazón!

FAMILIA

Michele Roth, 10 años, Valparaíso, Chile.

La familia es lo más importante,
lo más constante, lo más cercano.
Ellos me cuidan, por eso yo los amo.


EL GATO Y EL RATÓN

Sofía Schoo Lastra, 9 años, Argentina.

Una nena hizo un garabato
que se parecía a un gato.
El gato vio un ratón
y lo llevó hasta un callejón
que tenía un agujero
y el ratón se dijo: "¡a correr ligero!".

TENGO UNA HERMANITA

Emmanuel, 4 años, Argentina.
(Se la dedica a su hermanita recién nacida; sospechamos que le ha ayudado la abuela Margot)

Chiquita, no habla, pelada y gordita,
me mira, sonríe, toma teta y grita,
la beso, la cuido, ya le hice ¡upa!.
La abuela me dijo que papá y mamá
tienen un corazón ¡grande, grande!
para amarnos a los dos.
Estoy muy contento,
yo también puedo quererlos a todos:
a mamá, a papá, al abuelo, a la abuela,
a los tíos, a los primos, a las primitas...
y desde que Dios la envió,
quiero mucho, mucho, a Micaela,
¡qué es mi querida hermanita!

© El huevo de chocolate


El huevo de chocolate