Estás en > El huevo de chocolate > Chistes para niños > Chistes de Jaimito

CHISTES DE JAIMITO

«A fin de cuentas todo es un chiste»
Charles Chaplin, «Charlot»


En la escuela, pregunta la profesora:

- ¿Qué te pasa Jaimito?
- Que el bolígrafo no escribe.
- Pues dale aliento.
- Boli, ¡ra, ra, ra!, boli ¡ra, ra, ra!
- Jaimito, ¿cuánto es 2 por 2?
- Empate.
- ¿Y cuánto es 2 por 1?
- Oferta.
- Jaimito, no sabía que tu padre estaba en México, ¿por qué está separado de tu madre?
- Por el océano Atlántico.
- Jaimito, ¿en qué año se produjo la invasión de los Hunos?
- ¿El año 1.111?
- Jaimito, ¿cómo se llaman los que han nacido en México?
- ¿Todos?
- Jaimito, ¿qué hacía Robin Hood?
- Robar a los ricos.
- ¿Por qué?
- Porque a los pobres no podía quitarles nada.
- Jaimito, ¿qué te pasa?
- Que no sé escribir el número 33, señorita.
- Es muy fácil, primero un 3 y después otro 3.
- Sí señorita, pero no sé cual de los dos 3 se escribe primero.
- Jaimito, si digo «fui rica» es pasado, si digo «soy hermosa», ¿qué es?
- Exceso de imaginación.
- Jaimito, ¿cuál es el masculino de oca?
- Parchís.
- Jaimito, ¿qué planeta va después de Marte?
- Miércole.

(Enviado por Mª Ángeles Jensen Cabrerizo de Denia, España).


- Pepito, ¿qué da el peral?
- Peras, señorita.
- Muy bien ¿y el melocotonero?
- Melocotones, señorita.
- A ver Jaimito, ¿el cedro da alguna fruta?
- Claro que sí, señorita, el cedro da «trocino».
- Jaimito, ¿cuál es el indice de mortalidad en Ghana?
- ¿Será una muerte por persona?
- Jaimito dime una palabra que empiece por «D».
- Ayer.
- Ayer empieza por «A» y no por «D», dice la profesora.
- Es que ayer fue domingo.
- Jaimito, dime el principio de Arquímedes.
- La «A», señorita.
- Jaimito, dime cinco animales de África.
- Cinco elefantes, señorita.
- Jaimito conjuga el presente del indicativo del verbo caminar.
- Yo camino..., tú caminas..., él camina...
La profesora le dice:
- Por favor, Jaimito, ¡más deprisa!
- Nosotros corremos, vosotros corréis, ellos corren.
- Jaimito, ¿cuántas naranjas nos quedarán si tenemos diez naranjas y nos comemos cuatro?
- Lo siento «profe» pero yo sólo sé operar con manzanas.
- Jaimito, ¿quieres ir a la luna?
- ¡No, señorita!
- ¿Por qué no, Jaimito?
- Porque mi mamá me dijo: «en cuanto salgas de la escuela te vuelves a casa».
Jaimito, dime el presente de indicativo del verbo nadar.
Jaimito contesta gritando:
- YO NADO, TÚ NADAS...
La profesora le dice:
- Por favor, Jaimito, más bajito.
- Yo buceo, tú buceas...
- Pepito, ¿por qué has llegado tarde a la escuela?
- Porque he soñado que fuí a la Polinesia y como el viaje era tan largo me he despertado tarde.
- Y tú Jaimito, ¿por qué has llegado tarde a la escuela?
- Es que yo he ido a esperar a Pepito al aeropuerto.
- Jaimito, ¿por qué es famoso Colón?
- Por su memoria.
- ¿Por su memoria?
- Sí, porque en su monumento pone: «a la memoria de Colón».
- Jaimito, ¿qué es la A?
- Una vocal, señorita.
- ¿Y la K?
- Una consonante que no se puede repetir, señorita.
- Jaimito, dime dos pronombres.
- ¿Quién, yo?
- Correcto.
- Jaimito, «llovía»... ¿qué tiempo es?
- Es un tiempo muy malo, profe.
- Jaimito, ¿cuál es el futuro del verbo bostezar?
- Dormiré.
- Jaimito, ¿has copiado el examen de Pedro?
- No.
- Sí, porque Pedro ha escrito en la tercera pregunta «no lo sé» y tú «yo tampoco».
- Pepito, ¿a cuándo hierve el agua?
- A 90 grados.
Interrumpe Jaimito:
- ¡Qué burro!, lo que hierve a 90 grados es el ángulo recto.
- Jaimito, ¿qué es un bastón?
- Un paraguas sin vestido.
- Jaimito, dime cinco cosas que contengan leche.
- Cinco vacas, señorita.
- Jaimito, dime los nombres de tres cuadrúpedos.
- Un perro, un gato y dos gallinas.
- Jaimito, ¿cómo se llama el animal que cambia de color?
- Semáforo.
- Juanito, dime una palabra que tenga varias «oes».
- Goloso.
- Muy bien, ahora tú Pablo.
- Horroroso.
- Muy bien, te toca Jaimito.
- ¡Gooooool!
- Jaimito, ¿por qué en invierno los días son más cortos y en verano más largos?
- Porque el calor expande las cosas y el frío las contrae.
- ¿Jaimito sabes nadar?
- Sí, señorita.
- ¿Dónde has aprendido?
- En el agua.
- Jaimito, tu redacción «Mi perro» es exactamente igual que la de tu hermano. ¿La has copiado? - No, profe, es que tenemos el mismo perro.
- Jaimito, ¿cuántos corazones tenemos nosotros?
- Dos.
La profesora responde extrañada:
- ¿Dos?
- Sí, el suyo y el mío.
- Jaimito, ¿cuánto es 9 x 9?
- Los que conocemos nuestras limitaciones sólo sabemos hasta 9 x 1
- Jaimito, ¿qué nombre se dá a una persona que continua hablando aunque los demás no estén interesados?
- Profesora.
- Pedrito, dime las vocales.
- A, E, I, O.
- Te falta una, dilas otra vez.
- A, E, I, O, -repite Pedrito-.
- UUUHHH, -abuchea Jaimito-.
- Muy bien, Jaimito, -dice la profesora-.
- Jaimito, dime una palabra que empiece por la letra M.
- Cacerola.
- ¿Dónde tiene la cacerola la M, Jaimito?
- En el mango.

(Enviado por Fátima Lopez Verde, Buenos Aires, Argentina).


- Jaimito, la «M» con la «A».
- «MA».
- Ahora, repetido.
- Mama.
- Muy bien, pero con tilde.
- Matilde.


La profesora castiga a Jaimito:

- Escribe cien veces: «No debo hablar en clase».
Y Jaimito escribe: «(No debo hablar en clase) x 100».

En clase, explica la profesora:

- Todas las personas tenemos un pie más pequeño que el otro.
- Yo todo lo contrario, lo que tengo es un un pie más grande que el otro.
- El siglo XXI será el siglo de los adelantos.
- Entonces, ¿por qué no nos adelantan las vacaciones?
- La cigüeña es un ave zancuda...
- No nos venga con cuentos, «profe», que ya tenemos edad para saber que la cigüeña no existe.
- En esta clase, el 50% de los alumnos no sabe calcular correctamente.
- ¡Pero si sólo somos 25, profe!

En clase de inglés, pregunta Jaimito:

- Señorita, ¿qué quiere decir «nothing»?
- Nada.
- Algo querrá decir, ¿no?
- Señorita, ¿qué quiere decir «why»?
- ¿Por qué?
- Por saberlo.

Jaimito y sus amigos:

En la estación del tren, Pedrito pregunta a Jaimito:
- Si aquel tren fuera de chocolate ¿por dónde empezarías a comértelo?
- Por las ruedas, así no se me escaparía.
Le dice un compañero de clase a Jaimito:
- Jaimito, te sabes las tablas de multiplicar que mañana las pregunta la profesora.
- No.
- Haz como yo y escríbelas en el cuello de la camisa.
Al día siguiente dice la profesora:
- Jaimito, dime las tablas de multiplicar.
- Sí «profe», dos por uno dos, tres por cuatro doce, cinco por seis treinta... cien por cien algodón.

Jaimito y su mamá:

- Mamá, mamá, ¿las peras son transparentes?
- No, hijo mío.
- Entonces he comprado un kilo de bombillas.
- Mamá, mamá, ¿los bombones tienen patas?
- No, hijo mío.
- Entonces me he comido una cucaracha.
- Mamá, mamá, hoy casi saco un 10.
- ¡Muy bien, Jaimito, pero... ¿por qué «casi»?
- Porque se lo pusieron al niño que se sienta a mi lado.
Jaimito se está tomando la sopita que le había preparado su mamá y pregunta:
- Mamá ¿papá por qué es calvo?
- Porque es inteligente y tiene muchas cosas en qué pensar -responde su madre-.
- Y entonces... ¿tú por qué tienes tanto pelo?
- ¡Cómete ya la sopa!

(Enviado por Julia Téllez de Valladolid, España).


- Mamá, mamá, ¿los caramelos tienen ruedas?
- No hijo mío.
- Entonces me comi un autito.

(Enviado por Gregorio Giuliano Albo, de Córdoba, Argentina).

- Mamá, mamá, ¿en qué mano va este guante?
- En la derecha.
- ¿Y el otro?
- Mamá, mamá, no me esperes esta tarde.
-¿Por qué, Jaimito?
-Porque ya llegué.
- Mamá, mamá, la comida está muy rica.
- Pues repite, hijo, repite.
- Mamá , mamá, la comida está muy rica.

- Mamá, mamá, mi redacción ha conmovido a la maestra.
- ¿De veras?
- Sí, me ha dicho que daba pena.

(Enviado por Silvia Galera Esteban).


- Mamá, mamá, ¿me puedes dar 2 euros para un pobre hombre que está gritando en la calle?
- Jaimito, ¡qué corazón más grande tienes! ¿Qué es lo que grita ese hombre?
- Esto... ¡Helados a 2 euros!
- Mamá, mamá, hoy en la escuela hemos aprendido a hacer explosivos.
- ¡Qué bien, Jaimito! ¿y mañana qué os van a enseñar en la escuela?
- ¿Qué escuela?
© El huevo de chocolate


El huevo de chocolate